Pudo vivir — vivió —
Pudo morir — murió —
Pudo sonreírle al mundo entero
Por la fe en el que no encontró,
Para iniciar su alma.

Pudo ir de familiar escena
A un lugar inexplorado —
Pudo contemplar el viaje
Con el corazón sencillo —

Esa confianza tuvo uno entre los nuestros —
Entre los nuestros no ya hoy  —
Nosotros, que lo vimos zarpar
¡Nunca surcamos la Bahía!

Anuncios